Pubertad

La pubertad es la etapa donde se inician los cambios físicos, hormonales y emocionales preparando el cuerpo para la reproducción. Estos cambios se inician en una glándula en el cerebro que se llama la hipófisis, que bajo el estímulo de otra llamada el hipotálamo se inicia una cascada de producción de hormonas que se llaman las gonadotropinas. Estas hormonas son dos y se han denominado según su efecto en el ovario, aunque son idénticas en ambas sexos pero con funciones diferentes. La primera es la hormona folículo-estimulante (FSH) que se encarga de la maduración de los folículos del ovario y en el hombre de estimular la producción de espermatozoides y la segunda es la hormona lutinizante (LH) que produce la ovulación en la mujer y la secreción de testosterona en el hombre. Con el inicio de la secreción de estos dos hormonas en la hipófisis se inician los cambios en el cuerpo.

En la niñas, lo primero es la aparición del tejido mamario (botón mamario) y siempre se asocia con algún grado de hipersensibilidad. En la mayoría de los casos se inicia en un solo lado y a los dos o tres meses aparece el otro lado, esto es seguido por la aparición del vello púbico y axilar, crecimiento rápido y al paso de dos años apróximadamente aparecen los ciclos menstruales que por lo general no son regulares y llegan a regularse al paso de dos años.

En los niños el primer cambio es el aumento del tamaño de los testículos, seguido por el vello púbico, axilar, aumento del tamaño del pene y finalmente el cambio de voz y el vello facial. La pubertad masculina toma más tiempo que la femenina, alrededor de 4 años.

Otra glándula que controla la pubertad es la glándula adrenal o suprarrenal, que produce andrógenos tanto en niñas como en niños y son responsables de la aparición del vello púbico y axilas en las niñas.

Hay un sistema de clasificación de la pubertad que fue creado por un endocrinólogo inglés llamado James Tanner, quien clasifica las etapas pueblas en 5 donde el 1 es previo a la pubertad y el 5 es la pubertad completa. Este sistema se llama etapas Tanner de la pubertad, en honor al nombre del Doctor  J. Tanner.

Estos cambios pueden iniciarse entre los ocho y trece años en las niñas y entre  los nueve y catorce años en los niños, cuando hay cambio antes o después de esta edad debe ser estudiado y valorado por el endocrinólogo pediatra como vemos en los siguientes capítulos.

Autoria: Dr Shokery Awadalla (2016)