Osteoporosis

Para muchos es extraño hablar de osteoporosis en niños, porque siempre se ha acostumbrado de oír esto en adultos mayores, pero hay que anotar que  la osteoporosis que se presenta en el adulto tiene su raíz en la edad pediátrica donde ocurre  la adquisición de la masa ósea. Cualquier enfermedad o condición que  interfiera en este proceso va a determinar una disminución en el acúmulo de masa ósea y una predisposición al desarrollo de osteoporosis en el adulto. La ganancia de masa ósea se inicia desde la vida intrauterina, continúa  en los dos primeros años de vida, pero es en la  adolescencia donde se produce el mayor incremento en la  densidad mineral ósea (DMO), que aumenta entre un 40% y un 60%. El cuerpo acumula calcio y masa ósea hasta los 30 años de edad , después se empieza a perder de lo que ha ahorrado. Por esto hay que acumular buena masa ósea durante la niñez y la adolescencia para evitar que las perdidas mas adelante genera osteoporosis temprana.

Factores que influyen en el acumulo de la masa ósea:

  • Genéticos: Casi el 80 % de la masa ósea es determinada  y controlada por la genética, y es por esto que a veces se presenta la osteoporosis en forma familiar o hereditaria.
  • Nutricionales (calcio y vitamina D): La alimentación sana con aporte de calcio y de vitamina suficiente es la clave especialmente durante la adolescencia  la adquisición de la masa ósea y prevenir la osteoporosis futuro. Hay que recordar que del 40-60 % de la masa ósea  se adquiere en este etapa.
  • Actividad física: se requiere de la tensión muscular sobre el hueso para la adecuada mineralización ósea, un ejercicio contra gravedad, como caminar, trotar o saltar es óptimo, es de anotar que la natación no es el mejor deporte en este aspecto debido que el agua disminuye el efecto de la gravedad.
  • Tóxicos Ambientales: el creciente consumo de alcohol y tabaco en etapas tempranas de la adolescencia puede también tener un efecto negativo sobre la masa ósea y su consumo debe ser desestimulado en todas las edades.
  • Hormonales: Para que exista un crecimiento y desarrollo esquelético normal, se requiere la interacción adecuada de varias hormonas: hormona de crecimiento, las hormonas sexuales , las hormonas tiroideas y otras hormonas como la parathormona y la calcitonina .

Enfermedades genéticas del hueso:

Existe un grupo de enfermedades que se asocian con huesos muy frágiles y fracturas frecuentes incluso antes de nacer. Esta enfermedad e llama osteogénesis imperfecta (osteogénesis= formación de hueso Imperfecto = defectuoso), se conoce como hueso de cristal. En estos pacientes, el hueso no se forma bien por defecto en la formación de unas fibras llamadas colágeno que forman parte de la estructura ósea. La osteogénesis imperfecta se divide en varios clases según su severidad, desde los más severos hasta a veces incompatible con la vida hasta la forma más suave que genera mayor predisposición  a fracturas que puede pasar desapercibida.

Entre las características de esta enfermad se puede observar escalera (el blanco del ojo)  azul además de dientes mal formados. Otra enfermedad genética que puede dar síntomas parecidas con fracturas tempranas es la deficiencia de la fosfatasa alcalina (hipofosfatasia). Afortunadamente para ambas patologías hay tratamiento que disminuye las síntomas y mejora la calidad de vida  de los pacientes.

Recomendaciones:

1. La osteoporosis se puede presentar en niños y adolecentes.

2. Alimentación sana, asegurar ingesta de calcio y vitamina D. Hacer actividad física.

3. Si se llega a presentar dos a tres fracturas de brazos o una fractura de piernas hay que acudir al endocrinólogo para hacer estudio de la masa ósea y descartar alteraciones a este nivel .