Talla alta

Un niño alto y con crecimiento rápido debe también ser valorado por el endocrinólogo pediatra. En algunos casos la talla alta puede ser genética por herencia familiar pero en la mayoría de los casos es generada por el sobrepeso u obesidad, que acelera el ritmo de crecimiento pero también adelanta el inicio de la pubertad y no se logra la talla alta aparente que tenía el niño.

Por esto no se deben hacer proyecciones de la talla final con el solo carril de crecimiento que tiene el niño, porque pueden haber sorpresas, sobre todo en las niñas que llegan a tener su primer ciclo menstrual a edad temprana y terminan de crecer antes de tiempo.

La pubertad precoz genera inicialmente talla alta y crecimiento rápido, pero con talla baja final. Por esto se debe estar pendiente si se presenta cambio como vello púbico o axilar, desarrollo mamarios en las niñas. Estos cambios no deben aparecer antes de los 8 años en las niñas y antes de los 9 años en los niños.   

El exceso de la hormona de crecimiento por un tumor en la glándula pituitaria, es poco frecuente en los niños, pero también se debe tener presente. Algunas enfermedades genéticas pueden también causar talla alta.

Aunque es menos frecuente la consulta por talla alta, crecer mucho no es normal y debe ser evaluado para descartar alteraciones, nutricionales, hormonales o genéticas.

Autoría: Dr. Shokery Awadalla (2016)