Obesidad

Obesidad

 

La Organización Mundial de la Salud ( OMS )  ha señalado que 1.000 millones de personas en el mundo poseen una masa corporal considerada como sobrepeso o obesidad y más de 300 millones de estas personas son obesas.

El 10% de los niños del mundo en edad escolar tienen un exceso de peso con un riesgo aumentado de desarrollar enfermedades crónicas. Un cuarto de estos niños tienen obesidad y algunos tienen múltiples factores de riesgo para desarrollar diabetes tipo 2, enfermedad cardíaca. Por otra parte, la epidemia de obesidad en los preescolares también ha mostrado una tendencia ascendente, particularmente evidente a partir de 1990

En Colombia , según el libro de la encuesta nacional de la situación nutricional ( ENSIEN  2010 ) mas la mitad de la población de adultos tiene sobrepeso y más del 17 % de la población infantil tienen algún grado de sobrepeso o obesidad .

La obesidad incrementa el riesgo de diabetes tipo 2, de enfermedad cardiovascular, de dislipidemia, de hipertensión, de cálculos hepáticos y de algunos tipos de cáncer; y también acarrea importantes consecuencias psico-sociales.

Cuanto más temprano se intervenga sobre sus determinantes, más efectivos serán los resultados.
La obesidad es considerada una enfermedad crónica prevenible , que se debe prevenir incluso desde el momento del embarazo , una madre con sobrepeso antes o durante el embarazo genera mayor riesgo sobre el feto y el recién nacido de sufrir obesidad en su vida adulta , es decir la obesidad infantil hay que combatirle desde la vida intrauterina generando mayor conciencia en las madres previo al embarazo y durante el embarazo para seguir un plan alimentario saludable y hacer actividad física , como caminar , para evitar el sobre peso previo y durante el embarazo .

Una vez nace el bebe , la leche materna es su mejor y más saludable alimento y debe seguir en forma exclusiva durante los primeros 6 meses . Esta es la mejor forma de evitar el sobre peso a esta edad . Una vez se inicia la alimentación complementaria se debe seguir los consejos del pediatra para así evitar el exceso de comida o la introducción de alimentos inapropiados para la edad del niño  .

Un dato importante , los hábitos de vida saludables deben ser un plan familiar y los padres debemos dar el ejemplo de estos hábitos sanos .
La obesidad del adulto puede asociarse con sucesos tempranos en la vida. Así, por ejemplo, el bajo peso al nacer o el retraso del crecimiento intrauterino con una rápida ganancia de peso posnatal está asociado con obesidad futura. La ventana de oportunidad de los primeros 1000 días (desde la concepción hasta los dos años de vida) ha sido claramente identificada con situaciones relacionadas con el capital humano, el desarrollo psicomotor, la escolaridad, la composición corporal, el riesgo de enfermedades crónicas y la mortalidad.
Porque unos se engordan fácil :

Si bien la obesidad es la manifestación del balance energético positivo entre la ingesta y el gasto en el individuo, éste es el resultado de una muy compleja interacción entre lo biológico y lo social. A lo largo de la prolongada evolución de la especie humana, nuestro cuerpo ha desarrollado procesos de acumulación del excedente energético en forma de grasa que le permite sobrevivir en momentos de escasez de alimentos. Esta misma adaptación resulta contraproducente en ambientes donde la disponibilidad de alimentos y energía ya es grande . Esta disponibilidad relativamente alta de energía alimentaria contribuye al denominado ambiente obesogénico, con las siguientes características:

A nivel familiar: estilos de alimentación del niño muy permisivos o controladores; estilos de alimentación no saludables, con alto consumo de bebidas azucaradas ( incluso los jugos naturales ) y alimentos con alto contenido de grasas, y bajo consumo de frutas y verduras; estilo de vida sedentaria con excesivo tiempo ante la televisión y el computador a expensas de actividades deportivas

A nivel comunitario: alimentación escolar inapropiada en los comedores escolares o en los kioscos escolares; falta de actividad física suficiente; ausencia de educación alimentaria en los colegios , abundante disponibilidad de alimentos para comer al paso; falta de facilidades para desarrollar actividades deportivas.

A nivel gubernamental: deficiente regulación de la publicidad de alimentos, particularmente la dirigida a niños; Juegos y regalos asociados a los alimentos azucarados , deficiente regulación de la producción y oferta de alimentos procesados.
La OMS estima que, para 2010, 43 millones de niños menores de 5 años (de ellos, 35 millones en los países en vías de desarrollo y 4 millones en América Latina) presentaban sobrepeso u obesidad. La prevalencia mundial del sobrepeso y la obesidad habría aumentado de 4,2% en 1990 a un 6,7% en 2010 (6,8% a 6,9% en América Latina). La obesidad en América latina es, en gran medida, consecuencia del cambio de los hábitos alimentarios (aumento de frecuencia de consumo de alimentos con alta densidad energética y mayor tamaño de las porciones) y la reducción de la actividad física.

 

Consejos :

-En lo posible Previo al embarazo adecuar los hábitos de alimentación y asegurar un peso normal antes de la concepción y durante el embarazo.

-Leche materna exclusiva durante los primeros 6 meses alimentación complementaria bajo la supervisión del pediatría.

-Incentivar la actividad física y la comida sana desde la temprana edad.

-Dar el buen ejemplo de los hábitos de comida y deporte.

-Evitar el exceso de dulces y paquetes (comida chatarra).