Variantes normales de la pubertad – Parte 1

enero 7, 2018 admin No comments exist

Pubertad temprana

En muchos países, incluidos los de Latinoamérica, la pubertad inicia a

edades más tempranas que en generaciones previas, evento al que se le

conoce como aceleración secular del crecimiento y del desarrollo.

Probablemente esto se deba a una mejoría en la nutrición y en la calidad de

vida, así como a la disminución en intensidad y duración de enfermedades

intercurrentes graves, sobre todo de aquellas crónicas. Este adelanto de la

edad de inicio de la pubertad es más notorio en mujeres que en varones, por lo

que no es infrecuente que el inicio del desarrollo mamario se presente poco

antes de los 8 años de edad, lo que significa que el primer ciclo menstrual se

presentará en la escuela primaria. En la mayoría de los casos la pubertad

temprana se considera una variante normal de la pubertad y por lo tanto el

especialista no encontrará justificación biológica para indicar ningún tipo de

tratamiento, aunque es necesario platicar con la niña y su familia para

explicarles lo que sucede y evaluar la necesidad de apoyo psicológico. También

suele ser importante informar a los profesores de la escuela sobre este

proceso.

Pubertad retrasada

Se define como la falta de desarrollo puberal a los 13 años en mujeres y a

los 14 años en los varones.

La pubertad retrasada se observa más frecuentemente en varones que

en mujeres, y suele causar problemas de autoestima, diferencias de

comportamiento, de capacidad física al realizar deportes, y/o interferir en las

relaciones con el sexo opuesto. Las niñas suelen percibirse como diferentes a

sus amigas, y difícilmente participan en pláticas sobre períodos menstruales,

ropa de moda, etc., lo que si bien puede ser un problema trivial, en algunos

casos ocasiona problemas de comportamiento significativos que incluye la

dificultad para tener novio. Con mayor frecuencia en varones puede existir

agresión verbal o física (bulying) por parte de los amigos y ser causa de estrés y

alteraciones emocionales.

«La pubertad retrasada se define como la falta de desarrollo puberal a los 13

años en mujeres y a los 14 años en varones»

Las causas más frecuentes del retraso en el inicio de la pubertad son

patrones lentos de maduración heredados por uno o ambos padres, o bien

como un ajuste en la maduración ante una enfermedad crónica conocida. Sin

embargo en todos los casos debe descartarse una deficiencia hormonal y/o

una enfermedad no diagnosticada previamente, ya que estas dos últimas

requieren un tratamiento específico. Los factores psicológicos y emocionales

son importantes, particularmente en varones de 14 a 15 años, en los que

además de una explicación es necesario evaluar la necesidad de administrar

tratamientos de corta duración con testosterona de acción prolongada por vía

intramuscular [por ejemplo, ésteres de testosterona (Sustanon o Sostenon), o

enantato de testosterona (Primotestón Depot)], o andrógenos por vía oral

[undecanoato de testosterona (Andriol)] para inducir el inicio de la pubertad.

En las niñas se puede utilizar estrógenos por vía oral o mediante parches

cutáneos o gel para aplicación cutánea.

En general los varones consultan más por pubertad retrasada que las

mujeres y por lo tanto es más frecuente que los tratamiento se utilicen en éstos

que en mujeres.

Telarca prematura

Es una condición auto-limitada en la que existe desarrollo mamario

unilateral o bilateral, generalmente durante la alimentación con leche materna

(por los estrógenos contenidos en ésta), o bien entre los 3 y los 4 años, con

aumento y disminución del volumen mamario en intervalos de 4 a 6 semanas,

sin que se agregue ninguna otro efecto de los estrógenos ni cambios en el

patrón de crecimiento, y sin que se modifique la edad de inicio de la pubertad,

la estatura final ni la fertilidad.

Ocasionalmente puede deberse a la presencia de quistes en ovarios y/o a

un aumento en la sensibilidad del tejido mamario a concentraciones muy bajas

de estrógenos en sangre. La importancia de establecer el diagnóstico correcto es que la telarca

prematura no requiere tratamiento y tiende a ceder espontáneamente en un

año o dos. En muchas ocasiones el Pediatra hace el diagnóstico correcto y la niña no

es enviada a valoración por un Endocrinólogo Pediátrico.

Adrenarca prematura

Es una condición auto-limitada en la que aparece vello púbico a edad

temprana, frecuentemente entre los 6 y los 9 años de edad, tanto en varones

como en mujeres y que puede tener un fundamento genético (familiar y/o

racial). Una vez que aparece, el vello púbico va a persistir y suele progresar

lentamente, pero no se modifica la edad de inicio de pubertad, aunque puede

asociarse a aceleración en la velocidad de crecimiento y a un ligero adelanto en

la edad ósea. En la mayoría de los casos se debe a una maduración temprana de

las glándulas adrenales y no requiere tratamiento, pero siempre deben

descartarse enfermedades de las glándulas adrenales, aunque en este caso

existen otras manifestaciones de exceso de producción de hormonas y la

evolución suele ser rápida. En niñas con retraso de crecimiento intrauterino, y

con menor frecuencia en niñas nacidas de tamaño normal, la adrenarca

prematura suele asociarse con ovarios poliquísticos durante la pubertad.

Fuente: APEG (Australasian Paediatric Endocrine Group)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *